PERMITE QUE DIOS SANE TUS HERIDAS

Rut 1:20|NTV —No me llamen Noemí —contestó ella—. Más bien llámenme Mara, porque el Todopoderoso me ha hecho la vida muy amarga. Cuando tomamos decisiones apresuradas y luego recibimos las consecuencias de nuestros actos, somos muy dados a echarle la culpa a Dios por la situación que estamos viviendo, pero si antes de tomar una…