AUNQUE LOS TIEMPOS CAMBIEN, TU ALABANZA NO DEBE CAMBIAR

Habacuc 3:17 |TLA Aunque no den higos las higueras, ni den uvas las viñas ni aceitunas los olivos; aunque no haya en nuestros campos nada que cosechar; aunque no tengamos vacas ni ovejas. Porque él es nuestro Salvador, debemos adorar en tiempo y fuera de tiempo, aún en el momento más difícil y crucial de…