IMPULSANDOTE HACIA TU DESTINO

Josué 3:7 |RVR1960
Entonces Jehová dijo a Josué: Desde este día comenzaré a engrandecerte delante de los ojos de todo Israel, para que entiendan que como estuve con Moisés, así estaré contigo.

El tiempo de Dios es perfecto, y él sabe como hacer funcionar lo mejor para nosotros, muchas caídas te han servido para levantarte con mayor fuerza y así impulsarte hacia tu destino. Tú como hijo de Dios, debes tener la profunda convicción que fuiste llamado por un Dios poderoso, que te manda y no te dejará a mitad del camino, sino que a pesar de tus errores, heridas y fallas, te llevara al lugar que él te ha prometido. Las misericordias de Dios son nuevas cada mañana y el tiempo está en sus manos, ya no te aflijas, por el que dirán, porque Dios te levanta como una voz profética, para que anuncies libertad a los cautivos, es tiempo de creer que tu promoción ha llegado, y por medio de ella, muchos serán bendecidos.

IMG_20190216_071743.jpg
Fabio R. Ventura

¿ Como fuiste impulsado?

Preparación, Por medio de los procesos que has tenido que atravesar en tu vida, no ha sido otra cosa que la preparación para llevarte al destino que Dios tiene para ti. Tu corazón ha sido entrenado, para que en medio de la aflicción puedas tener el gozo, en medio de la escasez puedas confiar en Dios, y en medio de la angustia puedas tener la paz, porque has conocido a Dios y este te ha revelado su poder sobre tu vida; esta preparación te servirá para ocupar el lugar que Dios te ha preparado, debes mantener la humildad y la mansedumbre necesaria para gobernar, dependiendo en todo momento de Dios.

Todo el que es preparado por Dios, será usado por él.

Servicio, Algo que te impulsa hacia tu destino, es aprender a servirle a los demás. Jesús como hijo de Dios, dijo estas palabras: como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. Mateo 20:28 |RVR1960.
Jesús conocía la importancia del servicio, y cuando tú le sirves a otros, Dios te está sirviendo a ti mismo. Todo el que quiere tener una vida bendecida, debe servirle a otro, pero muchas veces nuestra ignorancia, nos lleva a pensar solamente en nosotros mismos, en suplir nuestras propias necesidades y codiciar nuestros propios anhelos, alimentando nuestro ego y así quedarnos sin frutos en el servicio, porque no hay humildad en nuestros corazones.
Debemos ser agradecido con Dios, porque él ha sido bueno, te ha dado todo lo que necesitas para vivir. Decídete hoy a compartir eso que tienes en mucho o en poco con tu prójimo, y así reflejar el amor de Cristo que hay en ti.

Valentía, Un gran filósofo dijo: Las excusas son el pretexto de los débiles, para no intentar alcanzar el éxito. Para ser impulsado, Dios necesita ver la valentía que hay en ti, y la disposición de querer lograrlo, porque necesitas tener la convicción que Dios está contigo, y puedas verlo en lo sobrenatural, y por encima de la condición que hoy estás viviendo, debes romper con la parálisis que te tiene estancado, y empieces a caminar por fe, poseyendo el territorio que se te fue entregado y puedas posicionarte en ese lugar, a través de esa fe, porque llegarás a alcanzar y a conquistar, lo que otros no se atrevieron hacer.

Tu valentía habla de la confianza que tienes en Dios, mientras más valiente
eres para conquistar, más impulsado serás a la grandeza.

Josué 1:7 |RVR1960
Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.

Amad@, Dios es un Dios de milagros, y su brazo poderoso está a tu favor, todo lo que necesites para ser impulsado hacia el destino que él tiene para ti, ya esta preparado de antemano, solo da pasos de fe y confía en la promesa que él te ha dado, porque a pesar de las oposiciones, tú has sido impulsado a conquistar lo que otros no han podido. Son tiempo de empoderamiento, tiempos de cambios, donde Dios te sacará del lugar donde no perteneces, a causa de tu clamor. Tu tiempo de angustia, de lloro y lamento, ha llegado a su final, y por causa de tu oración, Dios se ha acordado de ti. Así que no desmayes, sigue perseverando, porque tu nombre está siendo buscado para entregarte lo que te pertenece, y te posesiones en allí.

Levítico 26:45 |RVR1960
Antes me acordaré de ellos por el pacto antiguo, cuando los saqué de la tierra de Egipto a los ojos de las naciones, para ser su Dios. Yo Jehová.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s