SUPERA LA PRUEBA

SERIE: “21 Días Conociendo al Espíritu Santo”

1 Samuel 21:8-9 (DHH)
David le dijo a Ahimélec:
¿Tienes a mano una lanza o una espada? Pues era tan urgente la orden
del rey que no tuve tiempo de tomar mi espada ni mis otras armas.
El sacerdote le respondió:
—Sí. Tengo la espada de Goliat, el filisteo que tú venciste en el valle de Elá. Está ahí,
detrás del efod, envuelta en una capa. Puedes llevártela, si quieres; más armas no tengo.
David contestó:
—Ninguna otra sería mejor. Dámela.

El Espíritu Santo nos ayuda avanzar cuando nos sentimos estancados, y en cada momentos difícil por el cual atraviesas el está allí para consolarte e impulsarte a seguir perseverando en la obra de Dios.

hands-.jpg

¿Cuántas veces has visto la poderosa mano de Dios a tu favor?

El mismo Dios que te saco en aquellos días difíciles, es el mismo que hoy te dará la victoria sobre toda situación por la cual estés atravesando, porque él es el mismo de ayer, hoy y por los siglos.

A Continuación algunos consejos prácticos:

Tu confianza en Dios debe superar el temor, David se encontraba prófugo del Rey Saúl, esto incluye que su vida corría peligro y podía ser asesinado por los seguidores de Saúl. David no encontraba alimento, y mucho menos refugio que fuera seguro, su vida en esos momentos estaba muy complicada y llena de temores, pero cuando el sacerdote le devuelve la espada con la cual venció al gigante, entendió que el Dios que lo libró de la manos del gigante, ese mismo Dios lo libraría de la mano de Saúl.

Pon tu confianza en Dios; Porque nada puede detener el plan de Dios en tu vida si decides mantenerte consagrado para él.
David no podía morir por manos de Saúl, porque él fue ungido para ser rey, y esa unción estaba sobre su vida, y la gracia del Espíritu Santo estaba sobre él, para ayudarlo a llevar al cumplimiento de esta promesa. Lo mismo hará Dios contigo, tu no fuiste ungido para vivir en derrota o escasez, si no para llevar una vida próspera y en abundancia por medio de aquel que nos amó en la cruz.

No te quedes lamentándote; Lamentarse de la prueba es normal hasta cierto punto, y nadie desea pasar por pruebas; pero no te puedes quedar solo en el lamento, debes buscar las estrategias pasar salir adelante y fortalecerte en Dios, toda prueba debe hacer dos cosas en tu vida: Acercarte a Dios y Fortalecerte para seguir avanzando.

Amad@, Dios te esta llamando para que entres a un tiempo de cambios, que aceptes entrar a las nuevas puertas que él te está abriendo, porque has puesto tu confianza en él, has echado aún lado el temor, para escuchar su voz y lo nuevo Dios.
Dios va a recompensarte, porque no te has quedado lamentándote, sino que has decidido avanzar, y Jehová va delante de ti, peleando como poderoso gigante.

Sigue perseverando y confía, porque Dios es tu ayudador y tu sustentador, quien tiene cuidado de ti y de los tuyos.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s