DOMINATE A TI MISMO, ANTES QUE OTRO TE DOMINE

Serie: “21 Días Conociendo al Espíritu Santo”

Galátas 5:22-23 |NVI
En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas.

¿Qué es el Dominio propio?

Es la capacidad dada por el Espíritu Santo para que el comportamiento de otros, o cualquier circunstancia desagradable no te irrite o deposite en ti deseos de venganza o violencia. Las personas con dominio propio no ceden antes los placeres del mundo, y menos ante el engaño de Satanás, son personas que mantienen la rectitud en sus actos y conducta sin importar lo que las personas piensen.
El dominio propio  es vital para el cumplimiento de objetivos y metas, ya que  asegura el dominio de la voluntad sobre los instintos, y mantiene los deseos en los límites de la honestidad, lo cual evita distracciones innecesarias y te lleva directo a la victoria.

¡Todo aquel que ejerce el dominio propio, conquista sus metas!

No debes permitir que las emociones y pensamientos controlen tu vida, debes tener dominio propio sobre esta, y poder lograr tener una vida conforme a la voluntad de Dios, entrega todo esto que no te deja avanzar y que domina tu mente, tu  corazón y estado de ánimo.
Dios no te ha dado libre albedrío para que dejes que tu carne te controle, sino que aprendas a ejercer  autoridad sobre ella.  Para que tu carne sea quebrantada es necesario el ayuno y la oración, debes ejercitarte con estas dos armas poderosa.

Busca agradarle al Espíritu, antes que a la carne,  Dios quiere que rompas con costumbres del pasado, actitudes que aún hoy siendo cristiano sigues ejerciendo, cuando esto en el pasado no te dio ningún resultado.
La parte más difícil de un cristiano es poder dominar la carne, porque piensa o cree que al escuchar, perdonar, o darle una nueva oportunidad a alguien, está mostrándose débil o tonto; pero el temperamento no tiene nada que ver con esto, sino que aprendió a tener la capacidad de manejar su  temperamento y carácter.

Aprendamos de Jesús, el nunca huyó de los conflictos, sino que los enfrentó orando, buscando la dirección de Dios, era un hombre que sabía guardar silencio, antes de hablar meditaba en lo que iba a salir de sus labios, si Jesús logró mantenerse en esta tierra siendo hombre y sujetando su temperamento y carácter, nosotros también lo podemos lograr.

Proverbios 16:32 | NVI
Más vale ser paciente que valiente;
más vale dominarse a sí mismo que conquistar ciudades.

Amad@ herman@, dos de las cosas más difíciles de dominar en la vida del ser humano son: La lengua y El carácter, el día que aprendamos a dominar ambas cosas, vamos a poder entender verdaderamente que es ejercer dominio propio. Dios no está buscando que seas perfecto, pero si que te esfuerces a entregarle todo esto que entristece tu espíritu y te aleja de su voluntad, Dios desea que tengas dominio sobre tu carácter, de manera que en la prueba no pierdas tu raciocinio, y que aprendas a responder con amabilidad, aunque estes en el momento más tenso de tu vida.

Sé que no es fácil callar cuando nos dicen algo que no nos agrada, y llenarnos de resentimiento con nuestro hermano que nos ofendió, tener dominio propio es también perdonar y aceptar las disculpas de la persona que nos ofendió, y seguir avanzando.

Proverbios 15:28 |NVI
El corazón del justo medita sus respuestas.
pero la boca del malvado rebosa de maldad.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Sandra Patrícia Poveda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s