RELACIONES QUE TE AFIRMAN EN EL REINO

Lucas 10:40-42 |RVR1960
Pero Marta se preocupaba con muchos quehaceres, y acercándose, dijo: Señor, ¿no te da cuidado que mi hermana me deje servir sola? Dile, pues, que me ayude.
Respondiendo Jesús, le dijo: Marta, Marta, afanada y turbada estás con muchas cosas.
Pero sólo una cosa es necesaria; y María ha escogido la buena parte, la cual no le será quitada.

El afán del mundo, puede apagar tu oído espiritual, el oído es el único sentido que siempre está despierto, y dependiendo de lo que escuche, tu comunión con Dios se puede hacer mas fuerte o menguar.

afanada.jpg

¿Qué estas escuchando?

Romanos 10:17 (RVR1960)
Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

¿Qué otras cosas entran por el oído?

El oído es uno de los sentidos más sensibles del ser humano, y debes estar presto a que escuchar lo que Dios te quiere hablar, porque la palabra enseña que las malas conversaciones, corrompen las buenas costumbres.

En el versículo de Lucas, tenemos 2 tipos de personas, ambas amaban estar con Jesús y servirle, pero una estaba apresta a entrar en esa intimidad con él, y la otra en afanarse en los quehaceres y situaciones diarias.

Muchas veces en nuestras vidas conocemos de Dios, sabemos de sus maravillas, de los grandes milagros que ha hecho, pero nos afanamos en que es por nuestras fuerzas, que es por nuestros conocimientos que podemos lograr obtener las cosas, olvidándonos que es él quien nos ayuda a descansar en medio de nuestros problemas, tribulaciones y desanimo.

Hoy Dios quiere llevarte a que entres en su presencia, que lo busques a él primero antes de ir a encargarte de los problemas o situaciones que tienes al frente, porque él te dará la respuesta y la salida a tu aflicción, no debes dejar que la incredulidad ahogue la fe que Dios ha puesto en ti, escoge la mejor parte como lo hizo María, quien prefirió ir a los pies del Maestro y descansar en él.

Amado, la salida a tus problema viene de camino, sigue buscando a Dios, y descansa en su presencia, aprende a depositar tus cargas en él, confiando que él tiene cuidado de ti, debes estar convencido que él te entregará lo que le has pedido, no lo busques por los beneficios que él te ofrece, sino porque él es tu deleite y tu salvador.

Salmos 37:4 |RVR1960
Deléitate asimismo en Jehová,
Y él te concederá las peticiones de tu corazón.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s