LA ORACIÓN, COMO ARMA DE GUERRA

Mateo 26:38-40 RVR1960| Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo. 39 Yendo un poco adelante, se postró sobre su rostro, orando y diciendo: Padre mío, si es posible, pase de mí esta copa; pero no sea como yo quiero, sino como tú. 40 Vino luego … Continúa leyendo LA ORACIÓN, COMO ARMA DE GUERRA