NO DEJES QUE LAS PIEDRAS TE LASTIMEN

Hechos 7:58-59|TLA 58 lo arrastraron fuera de la ciudad, y empezaron a apedrearlo. Los que lo habían acusado falsamente se quitaron sus mantos, y los dejaron a los pies de un joven llamado Saulo. 59 Mientras le tiraban piedras, Esteban oraba así: «Señor Jesús, recíbeme en el cielo.» Estaban aún en el último momento de…