SIENDO QUEBRANTADOS PARA SACAR NUESTRO MEJOR PERFUME

Marcos 14:3 |RVR1960 Pero estando él en Betania, en casa de Simón el leproso, y sentado a la mesa, vino una mujer con un vaso de alabastro de perfume de nardo puro de mucho precio; y quebrando el vaso de alabastro, se lo derramó sobre su cabeza. Al meditar en esta palabra, me he podido…