CAPÍTULO 5: TU SEGURIDAD EN EL PROCESO

SERIE: LA AGONÍA DE LA CRUZ

Lucas 23:43|TLA
Jesús le dijo:
—Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso

Jesús mantenía una plena seguridad hacia donde iría, sabía que debía pagar un precio  bien alto durante el tiempo que iba a estar entre nosotros, pero dicho precio tenía recompensa en el cielo, porque por medio de ese sacrificio en la cruz, hoy todos los que hemos aceptado su llamado, hemos sido salvos.
Estas palabras de Jesús fueron tan impactante, que podemos entender que su amor y misericordia por la humanidad son infinitas, y aún en un momento de agonía podía seguir demostrando su amor. Vemos a este malhechor, quien mientras estuvo colgado del madero al lado de Jesús, entendió el gran sacrificio que Jesús estaba haciendo por la humanidad, y reconoció que sólo en él había salvación y vida eterna. Aún en el último minuto, Dios se glorificó e hizo el milagro de la salvación. PORQUE LA CRUZ TRAE SALVACIÓN.love-.jpg

Juan 6:37|DHH
Todos los que el Padre me da, vienen a mí; y a los que vienen a mí, no los echaré fuera.

SEGURIDAD DE LA RECOMPENSA

Hay verdades en nuestras vidas, que cuando las entendemos veremos con más claridad, el camino que debemos recorrer. Una verdad es que en la vida tendremos momentos de angustia, y días de tribulación; pero es en esos momentos que la palabra sobresale por encima de cualquier circunstancias, y esa palabra es que él estaría con nosotros, para sustentarnos, protegernos, todos los días hasta el fin del mundo.
Este malhechor nunca se imaginó, que en el momento más difícil de su vida, la mano de Dios estaría presente para socorrerlo y librarlo del infierno, porque el sacrificio de la cruz, nos ha traído una recompensa eterna, sin importar las obras que hagas, la salvación fue plasmada en los cielos a través del sacrificio de Jesucristos en la cruz. Corre a él, acéptalo como tu Señor y Salvador, porque él esta a las puertas y te esta llamando. 

NUESTRA COMPAÑÍA EN EL PROCESO

Marcos 15:34|RVR1960
Y a la hora novena Jesús clamó a gran voz, diciendo: Eloi, Eloi, ¿lama sabactani? que traducido es: Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado?

Jesús ya finalizando su proceso, sintió angustia y temor, porque empezó a experimentar algo que nunca había experimentado, que fue el abandono de su Padre, pero no fue que el Padre lo abandonó, sino que lo privó de su socorro; y en muchas ocasiones, pensamos que Dios nos abandona, porque no vemos la respuesta instantáneamente, pero no es así, porque él permanece a nuestro lado aun en medio del proceso, y aunque aún no has visto la respuesta de Dios en tu proceso, esto no quiere decir que él ha cerrado sus oídos a tus oraciones, sino que él hará su intervención en su tiempo.

Mateo 28:20|RVR1960
Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.

AMAD@, Jesús hizo el sacrificio en la cruz por ti, mostrando allí su infinito amor por la humanidad. Y si él fue capaz de entregar su vida por ti, ¿Piensas que te dejará solo en medio de la angustia y dolor? De ninguna manera! Su mano poderosa estará  favor tuyo, y en contra de aquellos que se han levantado para querer destruirte. Tú vales mucho para Dios, y cada proceso que has vivido es momentáneo, porque lo que él hizo por ti en la cruz, es para siempre. Dios traerá recompensa a tu vida, y verás cómo tus sueños y planes empiezan a desarrollarse, si te mantienes fijando tu mirada en la cruz y apartando tus ojos del pecado.

TUS PECADOS YA FUERON CARGADOS EN LA CRUZ!

Isaías 53:3-5 |NTV
3 Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo.
Nosotros le dimos la espalda y desviamos la mirada; fue despreciado, y no nos importó.
4 Sin embargo, fueron nuestras debilidades las que él cargó; fueron nuestros dolores los que lo agobiaron.[a]
Y pensamos que sus dificultades eran un castigo de Dios;
¡un castigo por sus propios pecados!
5 Pero él fue traspasado por nuestras rebeliones y aplastado por nuestros pecados.
Fue golpeado para que nosotros estuviéramos en paz;
fue azotado para que pudiéramos ser sanados.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura.
http://www.caminandocomojesus.com

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s