MI PAZ LES DOY

SERIE: 21 Días “Conociendo al Espíritu Santo“ 

Gálatas 5:22 |RVR1960
Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe.

¿Cómo tener paz en medio de la tormenta? 

¡Paz!  Paz en medio de las tribulaciones, en medio de los momento del silencio de Dios, es allí donde Dios nos prueba, y nos hace ver que en el proceso debemos permanecer confiados en él y metidos en su palabra, porque el mensaje que debemos trasmitir a otros, debe ser de confianza y seguridad que Dios  ha enviado a su consolador a estar con nosotros.

Cuando nos sentimos abandonados por Dios, y solos en el proceso de Dios, pensando que él no tiene control de la situación; pero  él está trabajando para cambiar todo lo que puede afectar nuestro futuro, porque  ya él tiene preparado para nosotros un tiempo nuevo, tiempo de cambios, donde en medio de toda esta transición su Espíritu Santo, va a estar allí con nosotros manteniéndonos calmados y confiados, porque es en su presencia que hemos de lograr su paz.

Tenemos paz en medio de la tormenta, cuando diferenciamos que la  paz no es lo mismo que conformismo. La paz es un estado de tranquilidad y armonía de saber, en quién está puesta nuestra esperanza.

El conformismo es un estancamiento, que te lleva a una paz ficticia, pensando que la voluntad de Dios es que esté s pasivo, viviendo con lo poco que has alcanzado. 

La presencia de Dios, es el lugar donde obtendrás esa paz, cuando no sabes que será del mañana, cuando tus fuerzas desfallecen,  la esperanza mengua, y la situación está en contra de lo que Dios ha dicho de ti, debes tener el carácter de pararte firme en la promesa que Dios deposito en tu corazón, porque la promesa te sostendrá para no dejarte caído, y que tus ojos puedan ver el amor de Dios, reflejado en tu vida.

¡El Espíritu Santo te consuela y rompe con todo temor!

En el diario vivir, tenemos situaciones que nos quieren robar la paz; cuando no tienes paz,  es allí donde le abrimos la puerta al enemigo, permitiéndole que entre la ansiedad, el temor, la preocupación,  el afán, y la duda, llevándonos a angustiarnos, desesperarnos, y apartando muchas veces nuestra mirada de las promesas que Dios ha establecido sobre nosotros. La palabra que Dios te dá, es para llevarte a que te aferres a la promesa y mantenga la paz, en que todo él lo va hacer, y lo va hacer muchísimo mejor de lo que tu estas esperando. 

Amad@, es tiempo que le entregues eso que te agobia y no te deja descansar, debes dejarle al Espíritu Santo fluir en tu vida, tus hijos y su futuro, Dios los tiene en sus manos, no te afanes, ni se turbe tu corazón, ya Dios ha trazado el camino por el que deben pasar, recibe la paz de Dios en este nuevo día, y prepárate, porque en medio de la tormenta, tú estarás tranquilo, lleno de esa paz que sobrepasa todo entendimiento y razonamiento natural, descansa en las promesas que Dios te ha dado, ¡Porque se cumplirá!

Juan 14:27 (RVR1960) La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,

Fabio R. Ventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s