TE OIRÁ, TE PERDONARÁ Y TE SANARÁ

DEVOCIONAL: UNA VIDA CON VISIÓN CELESTIAL

2 Crónicas 7:14 |RVR1960
Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra.

Vemos claramente la condición que Dios está colocando en este pasaje, Dios desea que su pueblo vuelva su rostro a él.
Dios nos llama a una relación íntima con él, donde puedas pasar tiempo conociendo sus atributos y su carácter, para que seas dirigido conforme a su voluntad, y te parezcas más a él.

forest

¿Cómo llegas a esa intimidad con Dios?

Marcos 14:34 |RVR1960
Y les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí y velad.

Para entrar en una intimidad con Dios, debes negarte a ti mismo e ir en contra de tu voluntad. Jesús nos da ejemplo de esto, cuando en medio de su perturbación, él decidió entrar en intimidad con su Padre, para buscar su voluntad, antes que la suya propia y fortalecerse en ella.

Aprende a velar; esta palabra es sinónimo de vigilar y mantenerte alerta, para que el pecado no entre en tu vida, ni en tu territorio.

Lo único que matará tu santidad es el pecado, porque Dios es un Dios Santo, y no tiene ninguna comunión con el pecado. Mantente alejado del pecado, y tendrás un profunda relación con Dios.
Para entrar en esa intimidad con Dios, debes conocer la palabra, porque conociendo la palabra, vas a estar hablando el mismo idioma de Dios, y vas a poder tener una relación mucho más íntima, tus oraciones no serán  monólogos, sino que se convertirán en un  diálogo.
Cuando conversas con él, vas a recibir respuestas a tus oraciones, recibirás guianza y las directrices que debes tomar en tu vida.
Dios te creó para relacionarte con él. Dios te ha llamado a ser su hijo, para que dependas de él, y le conozcas, obedeciendo sus mandamientos y te apropies de sus promesas.
Cuando sus hijos, insisten en caminar en la desobediencia, olvidándose de sus mandamientos y estatutos, la intimidad con él mengua, hasta desaparecer, volviéndose tu altar seco, sin temor, sin entrega, sin lágrimas, y sus consecuencias son trágicas, porque tu vida va siendo llenada por lo que te ofrece el mundo y sus placeres, y no por el gozo que te da la presencia de su Espíritu Santo.

Pero los verdaderos hijos de Dios, quieren agradarle a él, están dispuestos a sacrificar sus vidas para conocerle y vivir para él,  porque los beneficios de esta intimidad no solamente son los frutos del Espíritu Santo, sino también madurez, victoria y revelación de su palabra en ti.

Nosotros no nos llevamos nada material al cielo, solo el conocimiento y esa revelación profunda de su palabra, porque cuando tienes el conocimiento de la palabra en tu vida, sabes a que tienes derechos y autoridad como parte del cuerpo de Cristo, y te podrás parar en la brecha contra el enemigo y declararle la palabra y pelear tus promesa, porque ella saldrá de ti, como ríos de agua viva.

Amad@, Dios desea que rompas con esa mentalidad que está deteniendo tu comunión con él, pensando que tus pecados y lo que has hecho son más grandes que el perdón de Dios, así que párate firme y pelea la buena batalla, porque eres un guerre@ de Jehová. Mientras más entras en la intimidad con Dios, más asegurada tendrás tu victoria.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s