Saliendo de la Angustia

Tiempo de Oración

1 Samuel 30:8 (RVR1960)
Y David consultó a Jehová, diciendo: ¿Perseguiré a estos merodeadores? ¿Los podré alcanzar? Y él le dijo: Síguelos, porque ciertamente los alcanzarás, y de cierto librarás a los cautivos.

En momentos de angustias y dificultades, sigue orando, no importa el tamaño de tu problema, enfócate en el tamaño de tu bendición, porque Dios no tiene límites.

angustia

¿Cómo salir de la angustia?

He aquí algunos consejos, para que en tiempo de angustia puedas poner en práctica:

Fortalécete en Dios, Efesios 6: 10 te enseña que debes fortalecerte en el Señor y en el poder de su fuerza.  En la presencia de Dios encontrarás el descanso, obtendrás la paz, la comprensión, el vigor  que necesitas;  no salgas de su presencia hasta que no estés convencido que esa angustia fue entregada en el altar. Dios no te dará pruebas que no puedas soportar, él es quien te sostiene, y él tiene cuidado de ti, porque esa situación que estás viviendo con ese hijo, esposo, en la salud, en las finanzas, Dios va a darte la victoria, no desmayes, porque tu oración está estremeciendo el infierno.

1 Corintios 10:13 DHH
Ustedes no han pasado por ninguna prueba que no sea humanamente soportable. Y pueden ustedes confiar en Dios, que no los dejará sufrir pruebas más duras de lo que pueden soportar. Por el contrario, cuando llegue la prueba, Dios les dará también la manera de salir de ella, para que puedan soportarla.

David en el tiempo de angustia no buscó refugió en el rey de los filisteos, sino que llamó al sacerdote Abiatar, quien lo llevó a la presencia de Dios; no busques personas que no entienden tu proceso, busca personas que te ayuden y te fortalezcan en tu tiempo de angustia,  “RODÉATE DE SACERDOTES DE DIOS QUE TE AYUDEN A BUSCAR SU PRESENCIA PARA FORTALECERTE.“

Antes de tomar decisiones, consultalo con Dios, entra a tu habitación y preséntale tus planes. David antes de ir a pelear primero buscó la aprobación de Dios, y solo hasta que obtuvo la respuesta, salió con su ejército a pelear, rescatar y volver con la victoria en sus manos. Amad@, debes marchar confiado, sabiendo que Dios te respalda, él te ha entregado la batalla en tus manos antes de ir a pelearla.

Éxodo 14:14 NVI
Ustedes quédense quietos, que el Señor presentará batalla por ustedes.

Confía, porque lo que el enemigo te ha quitado, hoy Dios lo restaura, no pierdas la esperanza, Dios te está devolviendo lo que te fue quitado, recompensándote en gran manera.

Sal y pelea, no te quedes llorando, David tenía fe que Dios era poderoso para restaurarle todo y aún más de lo que el enemigo le robó, él era un hombre valiente, estaba decidido a conquistar, él sabía que debía armarse de valor y salir a pelear, aunque no vayas con los mismos que empezaste la guerra, no te desanimes, porque la palabra que Dios ya te dio te respaldará, no te quedes paralizado, ni te entristezcas por los que se van quedando atrás, tu sigue avanzando, porque serás de apoyo para esos que vienen detrás de ti.

Se agradecido y dale la gloria a Dios, cuando Dios te devuelve el botín que el enemigo te robó, debes reconocer que fue Dios quien te lo entregó, bendice a otros con lo que Dios ya te dio.
Dios no pelea una batalla que tu no le permitas  pelear , no trates de pelear con tus manos, ni con tu fuerzas, descansa en él y te dará la victoria, porque él tiene cuidado de ti.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s