Día 9: 21 Días de Entrega y Rompimiento

Cuídate con quien te asocias

2 Crónicas 20:37 |DHH
Entonces Eliézer de Maresá, hijo de Dodavahu, pronunció contra Josafat esta profecía: «El Señor va a hacer pedazos lo que tú has hecho, por haberte asociado con Ocozías.» Y, en efecto, los barcos se hicieron pedazos y ya no pudieron ir a Tarsis.

Josafat era un hombre recto que caminaba bajo la dirección de Dios, él era un hombre prosperado en todo cuanto hacia, hasta que a su corazón le pareció bien asociarse con un hombre que no era conforme a la voluntad de Dios.

Con quien te asocias

Josafat es un ejemplo de unión desigual que nosotros como hijos de Dios debemos ver con quien nos asociamos, en nuestra humanidad muchas veces tendemos a desesperarnos y angustiarnos, tomando decisiones conforme a nuestra propia voluntad, dejando de lado la voluntad de Dios, y no solo nos referimos en hacer sociedades de negocios, sino también amistades, noviazgos, incluso dándose aún en el matrimonio; nos aceleramos y terminamos tomando decisiones, que a la final no son bendecidas por  Dios, y muchas veces terminan siendo un fracaso.

Hay muchos hijos de Dios que se asocian con esos Ocozías que se les presentan, porque piensan y a su entender les parece que lo ofrecido o propuesto, va conforme a la voluntad de Dios o al propósito que Dios tiene para sus vidas.

Entrega y Rompimiento: Alianzas que atrasan tu propósito

Cuantas veces no te has equivocado asociándote con personas que de entrada el Espíritu Santo te está hablando al corazón, diciéndote que no hagas alianza con ellos, pero tu insistes, porque piensa que es tu conciencia, pasando por alto la voz de Dios.

“Aprende a escuchar la voz de Dios”

Amad@, no todo lo que te parece atractivo a tus oídos, aunque sean alianzas con personas que tú conozcas desde hace mucho tiempo, o de tus mismos ideales, aún así no debes tomar decisiones sin consultarle a Dios, ¡No tomes decisiones a la ligera!.

Ya te has equivocado muchas veces en tu vida, y caminar bajo tu propia humanidad no te ha funcionado, pasan los años y sientes que tu vida sigue estancada, y es porque te has olvidado de buscar la dirección de tu Padre Celestial. Dios quiere que lo dejes actuar y lo dejes ser Dios, él no necesita tu ayuda, ni mucho menos que hagas sociedades con personas que él no te ha mandado hacer, empieza a dejar actuar a Dios, porque cuando dejas que Dios actúe, Èl te va a sorprender, te librará de malas decisiones y saldrás victorioso.

Aveces no se trata de la posición que ocupes, ni del tipo de relación que mantengas con la otra persona, llamase socio, relación de amistad o/y sentimental, sino de los valores que tu tienes; cuando uno de los dos tiene una visión totalmente distinta al otro, eso no va a funcionar, Dios no va a bendecir esto, porque Dios no esta en medio de los yugos desiguales.

El rey Josafat, estaba caminando rectamente, y se dejó guiar por alguien que no estaba conforme a la voluntad de Dios, así van a llegar a tu vida personas que el enemigo va a utilizar que parecen de bendición y de prosperidad a tu vida, y debes estar apresto a escuchar la voz del Espíritu Santo, porque muchas veces su fin es enredarte con los lazos del cazador, con las artimañas del enemigo, gente que aparece de la nada, para decirte que te van a ayudar; quédate donde Dios te tiene, no te desenfoques, busca la dirección de Dios en todo lo que emprendas, no te relaciones con ese tipo de personas, porque lo que no tiene el concepto de Dios bien cimentado en su vida, esa alianza no va a ser de bendición.

Dios te está restaurando hoy, y está limpiando tu camino, dirigiendo tus pasos al futuro que ya él tiene marcado para tu vida. Sigue confiando en él, porque él hará y te sorprenderá con derrepentes que llegarán a tu vida, asociándote con personas que él ha reservado para que en este tiempo lleguen a ti, y logres caminar en igualdad de acuerdo a su palabra.

Amos 3:3
¿Andarán dos juntos, si no estuvieren de acuerdo?

Oremos:
Señor Jesús, Dios bueno y Misericordioso, vengo delante de ti, pidiéndote perdón por mis malas decisiones y las alianzas que he hecho con yugos desiguales, sabiendo que tú me has dicho claramente que no haga relaciones con las tinieblas siendo yo luz, ayúdame a ser libre de todo esto que no te agrada y no honra tu nombre en mi vida, se tu mi Señor y mi pronto auxilio en la tribulación. Ahora necesito que cierre toda puerta legal que le he abierto al enemigo, y no me ha permitido avanzar. Todo esto te lo pedimos en el Nombre de Jesús. Amén.

Lectura del Día: 2 Crónicas 20, Capítulo completo

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y peticiones de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,

Fabio R. Ventura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s