EL SOCORRO DE DIOS EN TIEMPOS DIFÍCILES

Salmos 121:1-2 RVR1960| Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? 2 Mi socorro viene de Jehová, Que hizo los cielos y la tierra.

Este salmo se le atribuye a David, quien en ese momento estaba siendo perseguido por el enemigo, y se sentía acorralado como si ya no hubiera más salida, ni escape. Por esta razón el salmo inicia con una declaración profética, con una pregunta y una respuesta de confianza. David entendió que debía alzar su mirada a los montes, para quitarla de lo terrenal, porque su socorro venía de Dios. ¿De donde estás esperando tu ayuda?

En ocasiones tenemos más esperanza en las promesas hechas por los hombres, que en las promesas dadas por Dios y en su poder, pero necesitamos confiar en Él, porque solo así veremos su ayuda manifestada en nuestras vidas, y cada problema que podamos estar enfrentando, los venceremos con su socorro.

EN TIEMPOS DIFÍCILES BUSCA EL SOCORRO DE JEHOVÁ
El salmista David estaba acompañado de su ejército de valientes, también contaban con arma, con sus espadas y sus lanzas, pero esta no era la ayuda que él necesitaba para traer solución a su necesidad, él reconoció que su socorro tenía que venir del cielo y no solo por lo material, sino que necesitaba de esa paz que Dios provee en medio de la amenaza del enemigo, una paz que nace de la seguridad que Dios está con nosotros y nos protege de todo mal. Así que no coloques tu confianza en lo terrenal, y mucho menos en el ser humano, que tiene limitaciones, así que pon tu confianza en aquel que hace de lo imposible algo posible, que tiene todo poder y autoridad para derribar al gigante que te hace la guerra.

LA ORACIÓN Y CONFIANZA EN DIOS, TE HARÁN SALIR EN VICTORIA
El salmista recordó quién lo libró del oso y del león, o quien derribó al gigante cuando este le hacía la guerra y esto le dio fuerza para orar y creer que Dios podía hacerlo de nuevo, para venir a su socorro y librarlo de la mano enemiga. ¿Ha hecho Dios alguna vez un milagro en tu vida? Pues quiero recordarte que el mismo Dios que lo hizo ayer lo hará hoy, aquel que te ayudo ayer cuando pensabas que ibas a morir del dolor en ese proceso tan fuerte, pero que con su ayuda lograste superar, por eso mi consejo a través de este devocional, es que ores con la confianza de que Dios lo hara, que traigas a memoria la grandeza de tu Dios, porque tu problema no es nada ante su poder.

Amado Lector, Dios esta contigo como poderoso gigante, y El tiene un propósito con tu vida, y este proposito se cumplira, pese a los pronosticos contrarios, así que no te rindas, sigue orando por la intervención divina en tu necesidad, sin importar cuán grande sea el problema que hoy enfrentas Dios es mayor y Él traerá su socorro a tu vida para darte la victoria en todas tus necesidades, en el Nombre de Jesús. Amén y amén.

La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con todos ustedes, Amén.
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
Reina-Valera 1960 |RVR1960

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s