SIGUIENDO LOS PASOS DEL MAESTRO

Lucas 9:23|RVR1960
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame.

Jesús nos enseñó con su ejemplo que es ser imitadores de él, que andar en pos de él, es renunciar a sí mismo y tomar su cruz día a día, que decir soy seguidores de Jesucristo, deben ir acorde a nuestro testimonio, porque muchas veces nuestros actos manifiestan lo contrario. Todo el que desee seguir a Jesús, primero debo morir a su propio yo, y ser obediente a la voz de Dios.

Devocional.png

MORIR A LA CARNE, está es la principal muerte que debemos reflejar en nuestro diario vivir, para que los frutos se vean reflejados en nosotros. Muchas veces nuestra humanidad termina dominando nuestra vida, haciéndonos tomar decisiones que no testifican que hemos cambiado nuestros viejos hábitos, nublando muchas veces nuestro testimonio cómo verdaderos seguidores de Cristo. No es solo decirlo, sino también parecerlo. Debemos llenarnos cada día de su presencia en la oración, en el ayuno, llenarnos de su palabra, porque ya no vive nuestro yo, sino nuestro Salvador Jesucristo.

Gálatas 2:20|NTV
Mi antiguo yo ha sido crucificado con Cristo. Ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí. Así que vivo en este cuerpo terrenal confiando en el Hijo de Dios, quien me amó y se entregó a sí mismo por mí.

AMADO(A): Todo aquel que desee ser usado por Dios debe morir a su propio yo, crucificarlo cada día junto a la cruz, para que no domine su vida, y pueda escuchar la voz de Dios, porque su presencia no puede obrar en alguien que no esté alineado a sus directrices, y aunque Dios tiene diferentes métodos para que cumplas tu llamado, así cómo lo hizo con Jonás, que por desear hacer su propia voluntad entró en un difícil proceso, así también lo puede hacer contigo, pero esto no es lo que busca Dios de nosotros, él quiere que amemos estar en su presencia, que nos sumerjamos en su amor y en hacer su obra, y aunque perdamos todo como Job, podamos tener la convicción que nuestro todo es Dios, y que sin él, nada somos, ni podremos lograr. Así que toma tu cruz y sigue creyendo, porque ningún seguidor de Cristo ha quedado desamparado jamás.

Salmos 37:25|RVR1960
Joven fui, y he envejecido, Y no he visto justo desamparado, Ni su descendencia que mendigue pan.

Comparte con otros esta enseñanza, y déjanos tus comentarios y petición de oración.

La Gracia sea con todos ustedes,
Fabio R. Ventura
http://www.caminandocomojesus.com

|Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:
RVR1960| Reina-Valera 1960
NTV| Nueva Traducción Viviente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s